close
Consejos

20 consejos para ser el líder perfecto

consejos-lider

Para tener éxito en tu vida profesional no solo debes tener las mejores ideas, sino que es esencial ser el líder perfecto. Y para ello necesitarás una buena ética de trabajo y juntarte con las personas adecuadas. Normalmente los emprendedores tardan años en aprender todas las habilidades que, finalmente, les convierten en verdaderos líderes. Pero aquí hemos querido recopilar 20 consejos para ser el líder perfecto de empresarios con casi dos décadas de experiencia.

¿Cómo convertirse en un verdadero líder?

1. Nunca te rindas

Puede parecer una obviedad y, sin embargo, es el mejor consejo que podemos dar. Emprender no es para los que se rinden fácilmente, sino para aquellos que creen lo suficiente en sus ideas, habilidades y son capaces de hacer que otros estén orgullosos de formar parte de su proyecto. Abandonar un negocio, independientemente de que se trate de una pyme o de una gran empresa, no solo te afectará a ti, sino también a aquellos que trabajan y confían en ti.

2. La gente que te rodea lo es todo

Un proyecto es cien veces más difícil cuando no tienes a las personas adecuadas a tu lado. Tu tarea será buscar a los mejores para que te acompañen, ya sean socios, empleados, inversores, etc. Y, una vez que consigas convencerlos de que te apoyen, haz cualquier cosa para mantenerlos.

3. Sé mentor y aprendiz al mismo tiempo

Las mejores relaciones profesionales son aquellas que consisten en el respeto y aprendizaje mutuo. Como líder, puede que tu trabajo sea expandir las habilidades y el conocimiento de tu equipo. Sin embargo, es probable que tú también tengas que aprender de ellos.

4. Sé fuerte

Las personas tenemos dificultades para creer en los líderes que parecen no creer en sí mismos. Incluso cuando tu empresa esté pasando un momento de inestabilidad, deberás permanecer confiado y positivo. Los pensamientos negativos no solo te afectarán a ti, sino también a tu equipo que se contagiará de la misma actitud.

5. Un negocio en crecimiento requiere personas en crecimiento

Todos somos fruto de nuestro aprendizaje. Y debemos crecer continuamente, aprender continuamente. Cómo líder, deberás tener en cuenta que todo el mundo comete errores, precisamente porque todos estamos en constante crecimiento. Aprende a perdonar los errores y trata de enseñar a tu equipo, no los avergüences. Ofréceles oportunidades para que aprendan y se conviertan en mejores trabajadores, y mejores personas. Y reconoce que, aunque ya sea bueno en lo tuyo, también puedes mejorar.

6. Fracasar es una realidad, acostúmbrate

Jamás ha habido un negocio que no haya fallado en algo. En lugar de temer al fracaso, aprende a verlo como una experiencia de aprendizaje y una oportunidad para crecer. Trata de no rendirte en un proyecto solo porque te hayas enfrentado a un par de fracasos.

7. La gestión del cambio en las personas es el trabajo más difícil

Las personas somos animales de costumbres y los cambios nos cuestan. Tú, como líder, deberás aprender a gestionar los cambios. Sé paciente y comprensivo, pero firme en tus necesidades de negocio. Sé flexible pero no dejes que te pasen por alto. Encontrar y mantener este equilibrio será uno de los trabajos más duros a los que te vas a enfrentar.

8. Ser un pez grande en un estanque pequeño es la mejor oportunidad de éxito

Es imposible administrar a la población de un estanque gigante siendo un pez pequeño. Invierte las circunstancias. No involucres a alguien en el equipo al que no puedas controlar, sobre quien no puedes mantener una autoridad respetuosa.

9. Enfoca tu negocio en ser el mejor en una sola cosa, luego amplía

¿Prefieres ser grande en una cosa o ser mediocre en todas? Probablemente lo primero. Cuando estés comenzando a poner en marcha un proyecto, céntrate en un área específica. Y una vez que domines eso, ya puedes prepararte para dar el salto.

10. Para competir con los grandes debes crear un equipo de los mejores

El mundo está plagado de competencia y talento. Y si quieres competir con los que ya juegan en las grandes ligas, deberás contar con el mejor equipo. Uno con una variedad de habilidades, personalidades y pasiones, pero con un objetivo común.

11. Sepárate de la negatividad

No tiene ningún sentido mantener a las personas y a los proyectos que t arrastran hacia el fracaso. Si la actitud de alguien o sus habilidades no son suficientes, déjalos ir. Lo mismo podemos decirte de las operaciones que parece que no estén funcionando.

12. Sé humilde

No confundas el ego con el liderazgo. La fuerza es clave, pero el poder no lo es. Tienes que ser el tipo al que tú estarías dispuesto a seguir.

13. Los mejores líderes son aquellos en los que se puede confiar

Ser un gran líder no implica sentarse a dar órdenes. En cambio, trata de ensuciarte las manos y trabajar junto con tus empleados. De hecho, tú debes ser el que más trabaje de toda la empresa. Esta actitud se difundirá entre el equipo y, además, sabrás cuáles son los puntos fuertes y débiles de trabajar en tu empresa.

14. Analiza bien las operaciones que empiezas

Cuando persigues ciegamente un objetivo, también harás que el equipo lo haga. Si algo iniciado con gran entusiasmo acaba en fracaso, es posible que parte de la plantilla se desmotive. Así que asegúrate de atar todos los cabos antes de comenzar. Siempre es mejor que luego arrepentirse.

15. No seas egoísta

Parece obvio, pero la realidad es que muchos empresarios han dejado que la avaricia los corrompa. Cuando se trata de dinero, poder o recursos es fácil ser egoísta. Esto incluye crear un equipo más grande del que puedes manejar. Esfuérzate en compartir los beneficios de tu negocio y utiliza lo que tienes para mejorar.

16. No dejes que otros fracasen por ti

Asume la responsabilidad de tus éxitos y fracasos. Jamás culpes a otra persona de una mala gestión.

17. Si crees que alguien se está aprovechando, probablemente lo haga

Si alguien está pidiendo favores sin dar nada a cambio o se niega a mantener el respeto mutuo, es bastante probable que te vea como alguien de quien puede aprovecharse. No tengas miedo de ponerle en su lugar y tomar las represalias que merezca, tu equipo y tu empresa lo agradecerán.

18. El concepto de ser un buen CEO es subjetivo

Diferentes tipos de empresas necesitan diferentes tipos de CEO. La forma de liderar dependerá del tamaño del negocio, del equipo, los objetivos y la industria. No te preocupes si ves que un empresario de una gran empresa hace las cosas de otro modo. Es probable que trabaje en diferentes circunstancias.

19. Evoluciona y comparte tus objetivos

A medida que tu empresa crece, la necesidad de actualizar los objetivos y darlos a conocer crece también. No dejes que tu equipo se sienta demasiado cómodo con los objetivos que ya se han cumplido. Establece otros objetivos y compártelos con ellos.

20. Nunca dejes de ser positivo

Todos los caminos están repletos de obstáculos. Nadie quiere seguir a un líder que siempre está de mal humor. Así que por mucho que te cueste, sonríe y sé positivo.

Si has llegado hasta aquí es que estás preocupado por cómo ser un buen líder. No te preocupes, a medida que construyes tu experiencia empresarial, aprenderás a liderar y administrar equipos.

Tags : emprendedoresemprenderempresa