close
ConsejosMarketing

5 consejos Social Selling para vender más

social-selling

Desde su aparición, las redes sociales han evolucionado enormemente. Hemos pasado de colgar fotos y chatear con amigos a utilizarlas como una herramienta que ha revolucionado el paradigma de las ventas. La mentalidad del consumidor ha cambiado, en parte gracias al auge de las redes sociales. Ahora buscamos una comunicación bidireccional con las marcas, nos informamos antes de comprar un producto, compartimos nuestras dudas y buscamos que sean otros consumidores quienes nos ayuden a decidirnos con sus valoraciones. En este post vamos a ver 5 consejos para vender más utilizando el Social Selling. Pero antes definamos en qué consiste este concepto.

¿Qué es el Social Selling?

El Social Selling son un conjunto de técnicas que nos permiten utilizar las redes sociales como herramientas de venta. Se trata de interactuar con nuestros clientes y potenciales clientes para impulsar el proceso de compra.

No hablamos de presionar a los consumidores para que nos compren, sino de generar confianza.

Y es que las estadísticas demuestran que las empresas que utilizan el Social Selling de forma adecuada, consiguen muchas más ventas que aquellas que no utilizan las redes sociales como herramienta de venta. Algo que tiene sentido si tenemos en cuenta que un 74% de los compradores consultamos las redes sociales antes de tomar una decisión de compra.

Por tanto, el desafío no es tener perfiles en las redes sociales, sino convertir dicha presencia en un motor de venta. Con casi 1.700 millones de usuarios de Facebook y miles de millones más en otras plataformas, tenemos una amplia audiencia a la que podemos acercarnos. Veamos ahora 5 consejos para aumentar las ventas utilizando el Social Selling.

5 consejos Social Selling para vender más

1. Elige las redes sociales más relevantes para tu empresa

El Social Selling consiste, básicamente, en construir relaciones con los potenciales clientes. Pero antes de empezar, tenemos que asegurarnos que elegimos la o las redes sociales donde encontremos a nuestro público objetivo.

Es muy fácil que nos sintamos atraídos por Facebook, ya que se trata de la red social con más usuarios. Pero la verdad es que no conseguiremos nada si el público al que nos dirigimos no está allí. Por ejemplo, una empresa de moda deberá diseñar su estrategia de Social Selling en Pinterest y las empresas B2B, en Linkedin.

Así que lo primero que deberemos hacer es identificar las redes sociales donde están nuestros clientes potenciales.

2. Optimiza tu perfil

Nuestro perfil en las redes sociales actúa como nuestra tarjeta de presentación. Debemos cuidar cada detalle:

  • Imágenes profesionales, adaptadas a los tamaños de cada formato, sin pixelar y que comuniquen.
  • Descripciones teniendo en cuenta las palabras claves y detallando muy bien a qué nos dedicamos.
  • Personalización de urls con el nombre de tu empresa. Da una imagen profesional y también nos ayudará a que los posibles clientes nos localicen con mayor facilidad.
  • Completar el mayor número de campos.

Pero no solo tenemos que cuidar el perfil de la empresa, sino también el de cada trabajador. Imaginaos que tenemos un negocio de marketing digital y vosotros sois una empresa que está valorando contratar sus servicios. Lo más probable es que investiguéis a la empresa en cuestión pero también a sus trabajadores, qué cualificaciones tienen y cuál es su experiencia profesional. Y para ello iremos a ver sus perfiles en Linkedin, quizás también en Twitter.

3. Haz que te conozcan

Tener un perfil muy trabajado en las redes sociales es una condición necesaria pero nunca suficiente. Debemos ser activos, teniendo en cuenta las ‘reglas’ de cada red social.

Lo primer que necesitas es contenido de calidad. Publica de forma regular para que empiecen a conocerte dentro de tu industria.

Además de publicar tu propio contenido, puedes utilizar otras herramientas como los grupos de Linkedin o las listas de Twitter.

  • Grupos de Linkedin: busca la temática en la que seas un experto y comparte conocimiento y experiencia con tus potenciales clientes. Por ejemplo, si tu público objetivo son pequeñas empresas, deberás localizar grupos relacionados con pymes.
  • Listas de Twitter: esta red social te permite crear listas donde categorizar a los usuarios. Por ejemplo, siguiendo con el ejemplo anterior, podríamos crear una lista que se llamara pymes. Estas listas nos permiten interactuar y hacer que nos conozcan. También podemos utilizarlas para iniciar relaciones más profesionales en Linkedin.

4. Escucha a tu alrededor

Debemos monitorizar las conversaciones de nuestros potenciales clientes para conocer sus necesidades y problemas. De este modo, podremos responder de una manera más cercana y personalizada.

Artículo relacionado: 4 formas de vender más optimizando la experiencia del cliente.

5. Mide los resultados

Una de las grandes virtudes de las redes sociales es que puedes medir absolutamente todo lo que haces. Y medir los resultados es fundamental para saber qué está dando resultado y qué deberemos mejorar. Analiza el nivel de engagement (comentarios, likes, shares, retweets…), las visitas a tu web procedentes de las redes sociales, las menciones que has conseguido y los nuevos seguidores.

A medida que pase el tiempo te darás cuenta qué plataformas funcionan mejor para tu negocio y qué tipo de contenido es el que genera más respuestas y reacciones. De este modo, podrás ir mejorando tu estrategia de Social Selling para vender más y más.

En definitiva, el Social Selling consiste en elegir las redes sociales adecuadas, construir perfiles que generen un impacto positivo y ser activos para darnos a conocer y construir relaciones win to win. Una vez que empieces, podrás medir los resultados y perfilar la estrategia para mejorar los resultados.

Un par de consejos más antes de terminar:

  • Las redes sociales son un canal de Social Selling, no debemos convertirlas en nuestro único canal de venta. Olvidaos de publicar contenido publicitario o resaltar vuestras virtudes continuamente. Los consumidores buscamos contenido de utilidad, satisfacer nuestras necesidades, obtener respuestas a nuestros problemas…
  • Sé paciente. Tu estrategia de Social Selling no tendrá resultados de forma inmediata, sino que empezarás a verlos a medio y largo plazo.

Tags : empresassocial sellingventas