close
Fiscalidad

El IVA y el IRPF en las facturas de un autónomo

facturas-autonomos

Una duda recurrente entre los nuevos autónomos es entender cómo funciona el IVA y el IRPF en las facturas que generamos y cuándo debemos aplicarlos. Pues bien, en este artículo vamos a tratar de aclararlo.

Como autónomos estamos obligados a pagar dos tipos de impuestos y presentar periódicamente las declaraciones correspondientes.

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) grava las rentas obtenidas por el autónomo. Trimestralmente deberemos pagar una cantidad y luego, anualmente, se presenta la declaración de la renta a través del modelo 100.

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) es un impuesto indirecto que grava el consumo y recae sobre el consumidor final. El autónomo actúa como intermediario entre la Agencia Tributaria y el consumidor final, ya que deberá pagar a Hacienda la diferencia entre el IVA que hayan cobrado a sus clientes y el IVA que hayan pagado en las comprar a sus proveedores. En esta entrada te contamos cómo deducir el IVA de los gastos de empresa.

Veamos cómo funciona cada uno de estos impuestos.

Índice de contenidos del artículo

IVA

Tus facturas como autónomo siempre deberán incluir el IVA. No importa si tu cliente es el consumidor final u otra empresa o autónomo. El tipo de IVA a aplicar variará en función del producto o servicio, prestado pudiendo ser del 4%, 10% o 21%. Ten en cuenta que existen una serie de actividades económicas que están exentas de IVA. En el artículo 20 de la ley 37/1992 (Ley del IVA) puedes ver un listado de todas ellas.

Todo este dinero que obtienes a través del cobro del IVA le pertenece a la Agencia Tributaria. Por ello debes realizar una autoliquidación de IVA calculando la diferencia entre todas las cantidades que hayas recibido a través del cobro del IVA y el IVA que tú has tenido que pagar a tus proveedores en los gastos de empresa. Una vez calculada la diferencia, sabrás si debes pagar a Hacienda o no.

Por ello es fundamental que sepas qué IVA soportado en tus compras podrás desgravarte. Para saber más al respecto te recomendamos que leas nuestros artículos “Cuáles son los gastos deducibles en el IVA” y “Gastos que puedes deducirte sin factura”.

La autoliquidación del IVA puedes realizarla cada trimestre o mensualmente. Aquí te dejamos toda la información para que sepas cómo solicitar la devolución mensual del IVA.

IRPF

Este impuesto solo deberás aplicarlo en dos supuestos:

  • Debes ser un profesional sujeto a retenciones del Impuesto de Actividades Económicas (IAE)
  • Si tu cliente es una empresa u otro autónomo.

De esta forma, siempre que vayas a emitir una factura a un cliente final, solamente deberás aplicarle el IVA, olvidándote del IRPF.

El IRPF lo retienen las empresas a las que el autónomo factura y son ellas quienes deben declarar este dinero a Hacienda. Esta cantidad de dinero que vas a dejar de ingresas será un pago adelantado a tu Declaración Anual de la Renta. Por ello, cada tres meses, deberás presentar el modelo 130 si estás incluido en estimación directa o el modelo 131 si estás en estimación objetiva o módulos.

Pero, ¿y si recibo una factura sujeta a retención de uno de mis proveedores? En ese caso, te conviertes en retenedor, y pasas a ser un recaudador de impuestos de Hacienda, igual que en el caso del IVA. Serás el responsable de informar a la Agencia Tributaria, mediante el Modelo 111, de todo ese dinero que has recaudado en tus facturas recibidas y tendrás que ingresarlo trimestralmente.

Lógicamente, con Holded no deberás preocuparte de nada. El programa te calcula automáticamente todos los impuestos para que tengas un conocimiento total.

Utiliza Holded ya
Tags : autónomosfacturasIRPFIVA