close
Finanzas

Plazo para el cobro y pago de facturas

plazo-pago-facturas

Es muy probable que como empresario o autónomo hayas sufrido impagos por parte de tus clientes y que ello te haya provocado problemas a la hora a tus proveedores. En muchas ocasiones el cobro y pago de las facturas puede ser un auténtico dolor de cabeza. Y cuando el problema se alarga, conduce al límite de tener que cerrar un negocio por impagos.

Por esta razón se han adoptado distintas medidas legislativas para reducir el plazo para el cobro y pago de facturas. Nos referimos a las leyes del 2004, 2010 y 2013 que tratan de luchar contra la morosidad. Para ello, han establecido el plazo máximo de pago a proveedores y han prohibido que este plazo sea negociable excepto para reducirlo.

En este artículo vamos a analizar cómo están a día de hoy los plazos para el cobro y pago de facturas, así como los derechos que tienes como autónomo a la hora de reclamar intereses por el retraso en el pago.

Plazo para el cobro y pago de facturas

Regulación legislativa

  • La Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por las que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales.
  • La Ley 15/2010, de 5 de julio, que modifica la Ley anterior.
  • El Real Decreto-ley 4/2013, de 22 de febrero, de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo.

Tiempo máximo para el pago de facturas

Hay que tener en cuenta que las tres normas anteriores determinan los plazos de pago siempre que el cliente sea una empresa, otro autónomo o la administración pública. Los detallamos a continuación.

El plazo máximo de pago es de 30 días naturales (se incluyen festivos y periodos de vacaciones). Este plazo empezará a contar desde el momento en que el cliente recibe los productos o desde que se le prestan los servicios contratados. Nunca antes, aunque le envíes la factura con anterioridad.

Artículo relacionado: Plazo de envío de facturas, novedades 2017

Las empresas pueden firmar un contrato que amplíe este plazo, pero no podrá sobrepasar los 60 días naturales. Si se da esta situación, la recepción de la factura por medios electrónicos producirá los efectos de inicio del cómputo de plazo de pago.

Por su parte, la ley también obliga al proveedor a que envíe la factura o “solicitud de pago equivalente” a su cliente antes de que se cumplan los 30 días desde la recepción de la mercancía o la prestación del servicio.

¿Y qué pasa si el cliente no paga?

Si el cliente no pague la factura, tienes derecho a una indemnización y al pago de unos intereses que empiezan a contar desde el primer día de retraso.

En el contrato podrás pactar los intereses de demora que tendrá que pagar tu cliente si no te paga en los plazos previstos. En caso de que no se fije, la ley determina que se aplicará el tipo de interés utilizado por el Banco Central Europeo en “su más reciente operación principal de financiación efectuada antes del primer día del semestre natural de que se trate más ocho puntos porcentuales”.

Si en el contrato habéis pactado pagos a plazos y el cliente no cumple con algunos de ellos, los intereses de demora “se calcularán únicamente sobre la base de las cantidades vencidas”. Por lo tanto, no se tendrán las abonadas.

Además, el acreedor tendrá derecho a cobrarle una cantidad fija de 40 euros que se añadirá a la deuda principal, sin necesidad de petición expresa.

También se establece la posibilidad de que el acreedor pueda reclamar una indemnización por todos los costes que haya sufrido a causa de la morosidad. Siempre y cuando sea el responsable del retraso en el pago.

Cómo prevenir impagos

Para prevenir impagos, te recomendamos que utilices un software de facturación online. De este modo, tendrás un control absoluto sobre tus ventas y estarás al corriente de los vencimientos. De hecho, con Holded verás en todo momento el estado de tus facturas:

  • Si están pagadas, te aparecerá un símbolo en color verde.
  • Si está pendiente de pago pero dentro de plazo, verás el símbolo en amarillo.
  • Y si se ha pasado el plazo de vencimiento, aparecerá en rojo.

Además, con Holded también podrás facilitar el pago a tus clientes, ofreciéndoles la posibilidad de pagar a través de Internet, ya se por PayPal o con tarjeta de crédito.

Te invitamos a descubrir Holded y todo lo que puede hacer por tu negocio.

Descubre Holded

Tags : autónomosempresasfacturas