close
Finanzas

¿Qué es el cash flow y cómo mejorarlo para conseguir liquidez?

que-es-el-cash-flow

Para entender la situación económica de una empresa tenemos que hablar del cash flow. También llamado flujo de caja o tesorería, el cash flow es la prueba de que un negocio está funcionando correctamente. Y es que el hecho de no disponer de liquidez para hacer frente a las deudas y a los proveedores puede llevarnos a una suspensión de pagos. Aun incluso cuando las ventas o ingresos gocen de una buena salud. Pero… ¿qué es el cash flow y por qué es tan importante para el negocio? ¿Qué podemos hacer para optimizarlo y conseguir así mayor liquidez? Lo vemos.

¿Qué es el cash flow?

Ya hemos dicho que el cash flow determina la liquidez que tiene cualquier empresa para hacer frente a los pagos y continuar con su actividad. Así que podríamos definir cash flow como la diferencia entre los cobros y los pagos de una empresa en un período determinado. Un concepto que mide la tesorería de una empresa relacionando los flujos de entrada y salida de efectivo.

Por lo tanto, el cash flow nos indicará cuándo es necesario que solicitemos financiación o si, por el contrario, nuestro flujo de caja es más que suficiente para hacer frente a los pagos previstos.

¿Cómo calcular el cash flow?

Para calcular el cash flow tenemos que tener en cuenta los beneficios generados, así como las provisiones y las amortizaciones que, aunque suponen un coste, no implican salida de efectiva.

La fórmula para calcular el cash flow sería la siguiente:

Cash Flow = Beneficio + Amortizaciones + Provisiones

Las amotizaciones y provisiones se suman al beneficio porque se trata de conocer la disponibilidad financiera de la empresa para hacer frente a sus obligaciones de pago a corto plazo.

Diferencias entre resultado y cash flow

Más arriba hemos dicho que a pesar de haber tenido un buen resultado en ventas, existe la posibilidad de que tengamos problemas de liquidez. Esto ocurre, por ejemplo, porque facturas y no te pagan. Si esto ocurre el balance de la empresa será positivo. Sin embargo, el cash flow será negativo.

Y también podemos vernos en la situación contraria: con un cash flow positivo pero con un resultado negativo. Situación provocada porque no hemos pagado a nuestros proveedores.

La importancia del cash flow radica en que nos avisa de cuándo necesitamos financiación, bien porque nuestros clientes se retrasan en pagarnos o, peor aún, porque el resultado global es negativo. Y es que detectar un problema esel primer paso para solucionarlo.

¿Cómo mejorar el cash flow para conseguir liquidez?

Mejorar el flujo de caja para tener más capacidad financiera es sencillo. Solo tienes que aplicar una serie de estrategias para asegurarte de que entra más dinero del que sale. Y no te olvides de hacer un seguimiento continuo de las necesidades de tesorería.

1. Cobra lo antes posible

Para que la tesorería de tu empresa goce de una buena salud tienes que asegurarte de que los clientes te pagan y lo hacen en un breve periodo de tiempo. Para ello deberás darles todas las facilidades de pago que puedas.

Una buena idea es hacerte una cuenta Business de Paypal y asociarla a tu programa de facturación online. De este modo, cada vez que envíes una factura a tu cliente, éste tendrá la posibilidad de pagarte en el mismo momento. Ahora Holded permite cobrar facturas con Paypal o tarjeta de crédito, te explicamos cómo paso a paso.

2. Limita tus gastos

Puede parecer lógico, pero no siempre se aplica. Para mantener el flujo de caja en un buen estado es básico que limitemos los gastos. Y para ello deberíamos elaborar un presupuesto, donde indiquemos cada una de las necesidades de la empresa y asignemos una cantidad a cada una de ellas. Si lo ponemos por escrito será mucho más fácil conocer cuáles son los gastos que podemos eliminar o recortar.

3. Retrasa tus pagos

Como ya hemos visto el cash flow no solo depende de los ingresos sino también de los gastos. Cuantos más gastos tengas, más problemas de tesorería. Por lo tanto, si posponemos los pagos contaremos con un financiación propia sin necesidad de acudir a un préstamo exterior. Para ello debemos ser capaces de negociar con nuestros proveedores unas buenas condiciones.

4. Aprovecha los descuentos por pago adelantado

Sí, acabamos de decir que retrases tus pagos. Pero sería una estupidez no aprovechar los descuentos que nos ofrecen los proveedores si optamos por pagos adelantados.

5. Utiliza los servicios de factoring

El factoring es una vía de financiación para empresas. Si no eres capaz de adelantar el cobro a tus clientes, esta es tu mejor opción. Por medio de esta operación, una entidad bancaria nos compra las facturas impagadas y nos ofrece el efectivo por adelantado, lógicamente aplicando un interés. La ventaja de este tipo de financiación es que suele ser más barato que un crédito tradicional.

El cashflow tiene una importancia capital para tu negocio porque es un primer paso que te permite conocer la salud financiera del mismo. Una variable imprescindible para el buen funcionamiento del negocio.

Tags : negocios