close
Tecnología

Evita a los hackers: trucos para crear y gestionar contraseñas seguras

crear-y-gestionar-contraseñas-seguras

Aunque parezca ciencia ficción, el robo de identidades digitales es uno de los que ocurren más frecuentemente en internet. Y si te roban tu identidad digital, pueden acceder a tus cuentas bancarias y dejarte sin blanca, por poner un ejemplo. Para evitar ser víctima de éste o de otros ciberataques comunes, es fundamental proteger tus cuentas con contraseñas seguras. En este post te explicamos cómo debe ser una contraseña segura y cómo puedes acordarte de todas.

¿Qué es una contraseña?

Las contraseñas son combinaciones de caracteres, que pueden ser letras, números o caracteres especiales, que se utilizan para validar tu identidad cuando quieres acceder a un un programa informático, a un fichero, o a cualquier servicio online, como por ejemplo a tu software de facturación y contabilidad.

También utilizamos contraseñas de 4 dígitos para acceder a nuestro smartphone, e incluso es probable que utilices una contraseña para acceder a tu ordenador, tanto al del trabajo como al tuyo personal.

Una mala práctica muy habitual es utilizar la misma contraseña para todo. Lo solemos hacer porque tenemos tantas cuentas para acceder a tantos servicios distintos que es prácticamente imposible acordarse de todas.

Pero si repites la misma contraseña en todas partes, sobre todo si usas contraseñas sencillas como 123456, el nombre de tu ciudad, tu fecha de nacimiento o el nombre de tu hijo, tienes todas las cartas para que te roben tu identidad y hackeen cualquiera tus cuentas, bancarias, de redes sociales o las que sean.

Para evitar que esto te ocurra debes crear contraseñas distintas y seguras para cada servicio online que utilices.

¿Cómo debe de ser una contraseña segura?

Las 4 características básicas de una contraseña segura son las siguientes:

  1. Deben tener 16 caracteres como mínimo, combinando al menos un número, una letra mayúscula, una minúscula y un carácter especial.
  2. No utilices el nombre de tus mascotas, de tu ciudad, de tu pueblo de veraneo o de cualquier familiar.
  3. Tampoco uses ni el número de tu DNI, ni tu fecha de nacimiento o el número de tu código postal.
  4. Trata de no repetir nombres o caracteres en diferentes contraseñas.

Si crear contraseñas con 16 caracteres te resulta difícil, lo cual es lógico y habitual, existen generadores de contraseñas seguras online.

Algunos ejemplos:

Otros consejos básicos para evitar el robo de tus contraseñas

  1. No guardes tus contraseñas en Chrome, Firefox, Safari o cualquier otro navegador que utilices.

  2. No uses redes Wi-Fi públicas para acceder a tus cuentas importantes, sean bancarias o de otros servicios y que puedan tener información personal sensible.

  3. No te conectes en ordenadores que no sean tuyos para acceder a tus cuentas importantes.

  4. Si estás de viaje y tienes que conectarte a internet vía Wi-Fi pública, intenta utilizar una red privada VPN. Así se cifrará toda la información que transmitas y será más difícil que te la roben.

  5. Guarda las direcciones web de tu banco, de Paypal y de otras cuentas importantes en tus favoritos, y accede a ellas siempre desde ahí.
  6. Si no sigues el punto 5, asegurate al menos de revisar que la dirección de la página web a la que quieras acceder utiliza el protocolo https.

  7. Cambia tus contraseñas cada 2 meses y medio.

  8. Cuando salgan nuevas versiones de tu sistema operativo, actualízalo siempre cuanto antes, tanto en tu ordenador como en tu smartphone.

  9. Protege tu ordenador con un buen antivirus.

  10. Recuerda sólo una o dos contraseñas maestras y guarda todas las demás en un gestor de contraseñas.

¿Qué es un gestor de contraseñas?

Los gestores de contraseñas son programas que se utilizan para almacenar contraseñas en una base de datos cifrada. Para acceder al gestor, tan sólo deberemos crear y recordar una contraseña, llamada contraseña maestra, que deberá seguir las pautas básicas que comentábamos antes y tener al menos 16 caracteres distintos.

De este modo podremos guardar el resto de nuestras contraseñas, que deberán ser seguras también, en nuestro gestor, y ya no tendremos que preocuparnos por memorizarlas todas.

Además de almacenar contraseñas, muchos de estos gestores de passwords también ofrecen servicios de creación de contraseñas aleatorias y sistemas que nos avisan en caso de que alguien intente acceder de forma fraudulenta a alguna de nuestras cuentas.

Por otra parte, y para que no tengamos que acceder al gestor constantemente, estos programas pueden integrarse con nuestro navegador y por ello son capaces de recordar nuestras claves de acceso a cualquier sitio web.

De este modo, cuando queramos acceder a un sitio web determinado, el formulario de acceso – nombre de usuario y contraseña – se autocompleta automáticamente con nuestra password segura.

Algunos de los gestores de contraseñas recomendados son Dashlane, Lastpass, 1Password o Keepass.

Conclusión

La seguridad de nuestra identidad digital es un tema más delicado de lo que nos puede parecer. Pero podemos protegernos y evitar que nos la roben tomando las medidas apropiadas.

Utilizar contraseñas seguras y guardarlas en un gestor de contraseñas puede parecer engorroso al principio, pero vale la pena hacer uso de estas herramientas para evitar que un hacker se apropie de nuestra identidad en la red y haga uso de nuestra información personal sin nuestro permiso.

Tags : autónomosemprendedoresemprenderempresaempresasfreelance